Forajidos

3 Ago

“Hay algo en la personalidad humana que se resiente a las cosas claras, e inversamente, algo que atrae a los rompecabezas, a los enigmas, y a las alegorías.”

Stanley Kubrick

 

 

Forajidos

 

Año: 1946.

Director: Robert Siodmak.

Reparto: Burt Lancaster, Ava Gardner, Edmond O’Brien, Albert Dekker.

Tráiler

 

 

            “Hice algo malo en cierta ocasión”, confiesa lacónicamente El Sueco mientras espera impasible a que lleguen sus asesinos.

            El cine negro es el encuentro entre un tipo de literatura eminentemente norteamericana, fruto de un tiempo concreto de decepción y desconfianza derivado de las problemas económicos y sociales resultado de la crisis del 29, y de una sensibilidad artística que tiene mucho de europea, donde la llegada de numerosos autores, sobre todo alemanes, huyendo del auge del nazismo en su país, forman otro de los pilares esenciales para la construcción del género, cuya influencia proveniente del expresionismo sirve para crear la atmósfera ideal, con esos pronunciados juegos de luces y sombras y encuadres oblicuos, que expresen metafóricamente la dualidad y ambigüedad de los personajes, la opresión, decadencia y mediocridad del entorno urbano, la fatalidad imposible de burlar,…

            Es precisamente este último tópico, el de la imposibilidad de escapar al pasado, la imposibilidad de la redención, uno de los grandes temas del film noir, el que centra la película del alemán Robert Siodmak, que había comenzado como muchos otros en la serie B de los estudios de Hollywood, destacando pronto en el mundo del cine negro. Tomando como base una novela de Ernest Hemingway –que en realidad se restringe a la introducción de la película-, Forajidos reconstruye a base de flashbacks, otro recurso clave del noir y con un esquema que recuerda al Ciudadano Kane de Orson Welles, la misteriosa vida de Ole Anderson, El Sueco (Burt Lancaster), un hombre cuya vida ha sido víctima de una inevitable deuda del pasado. Y como suele ocurrir, el fatalismo lleva nombre de mujer.

            Siodmak llena de alma la película, con una elegancia inigualable en la puesta en escena –magistral, el plano-secuencia del asalto a la fábrica-, todo envuelto en un blanco y negro densísimo que refleja perfectamente esa influencia del expresionismo alemán del que hará gala el género, apoyado también en un reparto magnífico en el que destacan un Burt Lancaster portentoso en su debut en la gran pantalla, enfrentado a una Ava Gardner arrebatadora, con una de esas bellezas irresistibles que solo pueden atraer el mal, como buena femme fatale que se precie.

Muy buena.

Conocerá un remake en los sesenta, Código del hampa, de Don Siegel.

 

Nota IMDB: 8.

Nota FilmAffinity: 8. 

Nota del blog: 9.

2 comentarios to “Forajidos”

  1. ALTAICAaltaica 5 agosto, 2013 a 01:31 #

    Hay muchas y buenísimas, pero hay dos que son mi debilidad dentro del género y una de ellas es ésta y Los sobornados.

    Creo sinceramente que Los forajidos es una de las mejores películas de la historia del cine y es especialmente hipnótica. Gran crónica.

    • elcriticoabulico 5 agosto, 2013 a 13:10 #

      La negrura del fatalismo de Forajidos es realmente devastadora, atrapa y agita sin remedio en una vorágine de personajes tullidos física, moral y emocionalmente, de engaños, traiciones y profundas puñaladas traperas. Es una película sensacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: