Archivo | 16:10

Las vidas posibles de Mr. Nobody

5 Jul

“En las cosas humanas hay una marea que si se toma a tiempo conduce a la fortuna; para quien la deja pasar, el viaje de la vida se pierde en bajíos y desdichas.”

William Shakespeare

.

.

Las vidas posibles de Mr. Nobody

.

Año: 2009.

Director: Jaco van Dormael.

Reparto: Jared Leto, Diane Kruger, Sarah Polley, Linh Dan Pham, Rhys Ifans, Natasha Little, Toby Regbo.

Tráiler

          En los últimos años, varias películas geniales nacidas en el cine indie postmoderno indagaban en la posibilidad de universos y vidas paralelas de uno mismo, la mayoría fruto de la peculiar mente y talento surrealista del guionista Charlie Kaufman, en sociedad con realizadores que provenían de campos del videoclip musical y con un particularísimo bagaje artístico propio e intransferible.

La primera, la gran Cómo ser John Malkovich, de Spike Jonze con guión de Charlie Kaufman, proponía el descubrimiento de un titiritero de una nueva ventana al mundo en forma nada menos que del actor John Malkovich. Tres años después, el tándem JonzeKaufman explorará en Adaptation similares principios en una cinta en la que Kaufman encuentra en sí mismo su fuente de inspiración y en la que la trama se desdobla tanto en un escritor que sufre una crisis terror ante la página en blanco como en su creación mental. Por medio de una nueva alianza creadora, esta vez con el francés Michel Gondry, Kaufman deconstruía la memoria de Jim Carrey en la magnífica película de terrible título ¡Olvídate de mí! para crear en ella diversos, renovados y cambiantes escenarios de amor imposible e inevitable con Kate Winslet. Por último, ya sin el apoyo de Kaufman en el guion, Gondry revisaría también a su manera esa idea de amor imposible-inevitable, componiendo un universo paralelo de sueños y pesadillas para el imaginativo y sensible protagonista de la maravillosa La ciencia del sueño.

Son, sobre todo estas dos últimas, hermosísimos poemas de amor con cierto toque naïf que combinan una sensibilidad absoluta para el romance con un montaje desestructurado y un estilo visual abrumador y espectacular, que subraya lo onírico y surrealista que impregna cada ambiente, idea y sentimiento expresado en la película.

           Alguna de estas ideas, como la del relato desestructurado y abandonado a la subjetividad del narrador, estaban ya presentes Totó, el héroe, opera prima del belga Jaco van Dormael, en la cual el protagonista del filme reinventa su propia vida recuperando sus fantasías infantiles. Este, su tercer largometraje, una obra personalísima y ambiciosa como pocas, compuesta al detalle tras ocho años de silencio y en el que toma las riendas de dirección, guion e incluso banda sonora, van Dormael experimenta con ese concepto de vidas paralelas y existencias posibles (o no), generadas a partir de toda elección vital. En este caso, vidas múltiples que rememora el anciano Nemo Nobody (Nadie-Nadie, el actor Jared Leto), el último mortal vivo, y que se guían a grosso modo por dos decisiones fundamentales: la de permanecer con su padre o irse con su madre durante el divorcio de ambos o la de sus tres distintos amores.

           Es la pregunta continua por la vida, por las elecciones que nos hacen ser como somos, del por qué de las mismas más allá de de su acierto o error. Un recorrido surrealista por recuerdos y la imaginación de un hombre y que plantea unas pocas cuestiones interesantes junto con otras idioteces pretenciosas con ínfulas de simpática pseudofilosofía existencial, combinando un montaje enrevesado, trabajado al milímetro, que sirve de soporte para un contenido en forma de collage mucho menos original de lo que pretende y con unos intentos de romántico lirismo que naufragan por insistencia machacona y reiteración en lo que acaba por ser una película hipertrofiada y tediosa que no justifica ni de lejos sus 130 minutazos de duración.

Una aburrida curiosidad con algunas imágenes y Rhys Ifans rescatables.

 

Nota IMDB: 7,7.

Nota FilmAffinity: 7,2.

Nota del blog: 3.

A %d blogueros les gusta esto: