Laura

3 Jul

“Gene Tierney es incuestionablemente la mujer más bella de la historia del cine.”

Darryl F. Zanuck

.

.

Laura

 .

Año: 1944.

Director: Otto Preminger.

Reparto: Gene Tierney, Dana Andrews, Clifton Webb, Vincent Price.

Tráiler

 .

            ¿Quién asesinó a Laura Hunt? ¿El ácido escritor, soberbio, posesivo pero imposible amante Waldo Lydeker? ¿El supuesto prometido y decadente playboy Shelby Carpenter? ¿La enamorada de este último, su tía Ann Treadwell? ¿O Laura Hunt?

            Otto Preminger se alzaba victorioso en su lucha contra el todopoderoso Darryl F. Zanuck, dueño de la Fox, y lograba dirigir la adaptación de la novela original de Vera Caspary, concebida como una pieza teatral, lo que se refleja en parte en una puesta en escena desarrollada en unas pocas localizaciones de interior. Con ligeras variaciones, Preminger proponía un guion trazado con tiralíneas a propósito del asesinato de una sensual mujer, Laura Hunt (Gene Tierney), capaz de enamorar hasta desde la pintura de un cuadro, representación de las obsesiones de los hombres que se cruzan en su camino, al igual que ocurre en otros noir coetáneos como la femme fatale que arrastra como un corderito al protagonista de Perdición, o la de La mujer del cuadro, inspiradora de la pesadilla de fatalidad sufrida por Edward G. Robinson.

Casos estos que serán los dos sospechosos: el influyente y amanerado crítico de sociedad Waldo Lydeker (Clifton Webb), cuya fuente de poder es su envenenada pluma y su posibilidad de proporcionar acceso a importantes círculos de la sociedad y aún así es impotente para tomar por completo a su objeto de capricho, y el arruinado, tosco pero seductor Shelby Carpenter (Vincent Price), para quien supone, además de una gran conquista, una atractiva forma de solucionar sus problemas económicos. Tampoco podrá evitar caer en sus cantos de sirena el frío y descreído detective McPherson (Dana Andrews), encargado de solucionar su asesinato y que parece comprometer parte de su investigación en su deseo de librarla de toda culpa.

             Así pues, Laura supone un denso ejercicio de intriga, que revela unos personajes movidos por unas razones egoístas que confluyen en los arrebatadores ojos de una Gene Tierney en estado de gracia, donde cada cual baila a su alrededor con medias verdades, trampas, ocultamientos y mezquindades que conducen poco a poco a un final en el que todos se encuentran casi al borde de la desesperación, sabedores de su fragilidad y su muy probable mal final ante el hechizo de Laura Hunt.

 .

Nota IMDB: 8,2.

Nota FilmAffinity: 8,3. 

Nota del blog: 8.

Anuncios

6 comentarios to “Laura”

  1. ALTAICA 21 noviembre, 2011 a 04:10 #

    Siempre me han seducido en el cine las historias de perdedores. Para Waldo Lydecker su inteligencia y talento no fueron suficientes. Su viaje es el relato de un naufragio en los incomprensibles mares de la fascinación. Ese lugar donde muere la inteligencia, donde los sólidos cimientos se transforman en decrépita madera y la convivencia con el ridículo se exhibe continua.

    Todo comienza con una voz en off que nos adentran en una devoción mórbida o enfermiza y cuyas palabras denotan una insania: “el único que la había conocido de verdad”. Para Waldo ella es su creación, una escultura imaginaria cincelada en la mente de un hombre cuya ironía y pose encubren otra ternura. Nada es Laura sin Clifton Webb y nada es él sin Gene Tierney.

    Pese a un notable guión, excelente desarrollo narrativo, incisivos y billantes diálogos y a una aceptable nómina de actores de reparto, esta obra maestra es mágica y personal por lograr plasmar el retrato de una fascinación. En realidad y pese a su perturbación, es la crónica de una de las mas profundas historias de amor contadas en el cine. Tal vez ni siquiera sea una historia de amor, pues puede que sea el sutil reflejo de una filantropía y de la capacidad de perdón. Laura no existe. Laura es un cuadro, un sueño, una invención mental, un rostro iluminado, un falso paraíso del que resulta imposible salir ileso.

    La inconmensurable “Vértigo”, es otra historia que deambula en lo onírico, en ese paisaje tenebroso de la fascinación, y junto con Laura, son dos ejemplos magistrales de como el cine puede filmar lo imposible.

    Sigo leyéndote y disfrutando de excelente ejercicio. Me ha resultado curiosa la lista de películas sobre las que has escrito. Un mezcla variopinta y curiosa. Hay de todo. Saludos

    • elcriticoabulico 21 noviembre, 2011 a 16:22 #

      La verdad es que desde mi punto de vista, de los tres personajes y tipos que suscita Laura ninguno se mueve por la bondad, sino que son más bien egoístas y obsesivos hasta lo patético en muchos casos. Como señalas, Laura se encuentra en la fascinación, terreno donde se entremezcla lo real y lo ilusorio, un lugar que no se puede transitar desde la racionalidad, la sangre fría o una serenidad que solo puede proceder de un distanciamiento que se revela imposible. Y claro, lo más probable es que, ante la tamaña empresa que es Laura, las posibilidades apunten más a la derrota dolorosa que a una victoria que también exigiría no pocas heridas.
      Es una obra de relojería en el manejo de los sentimientos y las pasiones de sus personajes, sin duda.

      En cuanto a la mezcla de películas, pues sí. Normalmente las elijo según me produzcan curiosidad, lo que vale igual para una obra maestra del expresionismo alemán de los años veinte que pare una cinta de ciencia-ficción de argumento desquiciado para canal casposo de televisión (que son las que dan más visitas al blog, curiosamente). Cuestión de ánimo también, en tiempos de estrés apetece ver cosas ligeras, comedias estúpidas, un poco de acción con el argumento escrito en cinco minutos en una servilleta… Muchas veces esto me acaba jugando malas pasadas y me trago cada cosa… Pero bueno, todo es cine.

      Grandísimo comentario, por cierto, como siempre. Con lectores así da gusto escribir un blog (aunque al final sean mejores estos comentarios que la entrada en sí).

  2. Dessjuest 3 noviembre, 2012 a 23:48 #

    El detective que se enamora de un cadáver, que no me extraña, porque la chica esta la verdad es que es preciosa, era preciosa vaya, creo que es de las actrices más guapas que he visto jamás.

    Acabo de ver la peli, muy de acuerdo con la crítica, peli llena de personajes con mucha fuerza, curiosamente a pesar de estar rodada en interiores no me dio la sensación de estar viendo una obra de teatro, no reparé en ello hasta que leí algo de la peli después en wikipedia.

    Lo mejor es, para mí, que no abusa del final sorpresa, de “mira quién era el asesino, quien menos esperábamos”, quizá porque no lo necesita, es lo que tiene tener un buen guión y buenos personajes, Waldo Lydeker para mí es un personaje espectacular, terrible de bueno.

    Saludos.

    • elcriticoabulico 4 noviembre, 2012 a 16:49 #

      Intriga sólida y absorbente, fatalismo inexorable y mujeres guapas como cruel herramienta del Hado para la perdición de los hombres. El buen cine negro tiene un aroma inigualable.

  3. ALTAICA 29 mayo, 2013 a 13:58 #

    Como bien dice Dessjuest, Waldo Lydeker es una de los personajes más poderosos, únicos y alucinados que ha dado la historia del cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: