En tierra hostil (The Hurt Locker)

17 Jun

Esta guerra de Irak, al principio claro, estás ilusionao los primeros días “¡vengaaa a la guerra!” pero luego pasan los días y la guerra es un poco estomagante.”

Condoleezza Rice (Muchachada Nui)

.

.

En tierra hostil (The Hurt Locker)

.

Año: 2008.

Directora: Kathryn Bigelow.

Reparto: Jeremy Renner, Anthony Mackie, Brian Geraghty, Guy Pierce, Ralph Fiennes.

Tráiler

.

            Y la Academia premió a la mujer. Por primera vez en la historia de los Oscar, el premio a mejor director recayó en una fémina, Kathryn Bigelow, una autora cuya trayectoria no se ha caracterizado precisamente por películas de contenido y sensibilidad, digamos, femenina, sino más bien reconocida por productos como thrillers de acción (Le llamaban Bodhi, Acero azul), de ciencia ficción (la sugestiva Días extraños) o bélicos (K-19: The Widowmaker, esta En tierra hostil). También fue un acto de contrición por parte de la Academia que, en su buen propósito de ese año, decidió ponerse de parte del más débil –En tierra hostil no contaba con un elevado presupuesto y, además, fue un relativo fracaso de taquilla-, seis Oscar mediante, y dejar con un palmo de narices al galáctico remake de Bailando con lobos del ex marido de Bigelow, favorito en todas las quinielas.

            En tierra hostil centra su historia en un cuerpo de artificieros norteamericanos en la Guerra de Irak, a donde llega el sargento James (Jeremy Renner, acertado en un papel protagonista infrecuente en su carrera), el nuevo jefe de equipo, un hombre que parece haber perdido la motivación por la existencia, lo que le hace jugarse su propia vida para salvar la de los demás de las bombas que se ocultan en las ruinas de un país aniquilado, invadido por la destrucción, la miseria y la basura.

             La película es un drama bélico atípico, con una estructura más próxima al thriller con trazos de terror que a la pura acción militar, en el que se muestra una guerra que no posee un sentido superior, unos ideales que alcanzar, sino que se trata tan solo de sobrevivir en territorio hostil, donde el enemigo son todos y ninguno. Una amenaza latente en la mayoría de las ocasiones, casi únicamente palpable en las bombas enterradas, que es la que propicia el logrado suspense y tensión constante de una obra que, como es norma común en el cine bélico actual, persigue el hiperrealismo a través de la verosimilitud de los personajes, sus acciones y sus diálogos, de unos planos y movimientos rápidos e inestables de cámara casi propios del documental y en la descripción sin cortapisas de la violencia y la sangre, del horror de la guerra –aunque en alguna ocasión confundido con el gore exhibicionista e innecesario, destinado a epatar con poca sutileza-, estirando al máximo las escenas para transmitir, con éxito, la angustia e inquietud de unos soldados que, a excepción del fatalista James, solo esperan sobrevivir.

             Una película interesante, que no del todo apasionante, que adolece, además de alguna escena visceral gratuita ya mencionada, de un metraje excesivo, que opta un tanto por la redundancia en vez de terminar de potenciar la intrincada psicología de su protagonista.  

 

Nota IMDB: 7,8.

Nota FilmAffinity: 6,7. 

Nota del blog: 7.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: