Un semental en Frogtown (El Infierno vuelve a Frogtown)

11 Jun

“¿Por qué te vas? ¿Mis labios no son buenos para tu néctar testicular tóxico? Pues cuando vuelvas trae efectivo, o pasteles, o no dejaré que me toques el culo.”

El vengador tóxico IV: Ciudadano Toxie

 

Un semental en Frogtown (El infierno vuelve a Frogtown)

 

Año: 1988.

Directores: Donald G. Jackson, R.J. Kizer.

Reparto: Roddy Piper, Sandahl Bergman, Cec Verrell, Rory Calhoun, William Smith.

Tráiler

 

 

           La competencia de la televisión junto con las imitaciones europeas del género supuso para la serie B un periodo de marcada decadencia. Surgida como nueva fórmula para su recuperación, estas producciones tenderán hacia la hibridación de géneros en forma de cine trash y serie Z, a caballo entre el homenaje y la sátira. Es la reivindicación de lo cutre, de su naturaleza, sin miedo hacia cualquier tipo de argumento, cuanto más descabellado o bizarro mejor, y haciendo de la carencia de presupuesto una bandera que exhibir e, incluso, de la que reírse. Nacen así obras de culto, como El ataque de los tomates asesinos, muchas de ellas a cargo de una productora que se especializará en estas lides, Troma, fundada por Lloyd Kaufman y Michael Herz, popular por películas como la simpatiquísima El vengador tóxico y sus secuelas, Los surfistas nazis deben morir o Zombis paletos.

            Un semental en Frogtown recoge todos estos ideales y propone un futuro postapocalíptico en el que, debido a la falta de hombres y la infertilidad galopante causadas por la guerra nuclear, la organización médica del gobierno provisional envía a un deshecho social (Roddy Piper, wrestler profesional), contra su voluntad y secundado por dos beldades, en misión rescate e inseminación de unas devotas peregrinas secuestradas por mutantes producto de la radiación: unos batracios antropomórficos.

            Lógicamente, no se podía esperar un argumento shakesperiano ni virtuosismo en la realización o las interpretaciones, cosa que cumple con creces, pero considerando lo absurdo de la propuesta y el jocoso título sí cabía presagiar más entretenimiento y diversión de la que concede la película, que ni le sobra humor, ni le sobra incluso desenfreno o erotismo descocado y guasón, mientras que en cambio le falta cualquier tipo de virtud.

Eso sí, película de culto y con tres secuelas.

 

Nota IMDB: 5,1.

Nota FilmAffinity: 4,6.

Nota del blog: 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: