Soldado universal

7 Jun

“Siempre es mejor que te llamen Los Músculos de Bruselas a El Idiota de Bruselas.”

Jean-Claude Van Damme

 

 

Soldado universal

 

Año: 1992.

Director: Roland Emmerich.

Reparto: Jean-Claude Van Damme, Dolph Lundgren, Ally Walker, Ed O’Ross.

Tráiler

 

 

           Venido de la Alemania Occidental y calificado como posible sucesor de Steven Spielberg, el cine Roland Emmerich se caracteriza por la construcción de historias con la idea principal puesta en su adecuación para la taquilla, la tendencia a la desmesura, la poca inhibición a la hora de sacrificar verosimilitud a favor de la espectacularidad y un marcado gusto por la ciencia-ficción y lo fantástico, presente en todas sus películas a excepción de El patriota, ambientada en la Guerra de la Independencia Americana.

           En su segunda película en Hollywood, Emmerich rastreó el éxito del cyberpunk de los ochenta, proclive al mundo de la robótica en su vertiente siniestra, y, en concreto, de las dos primeras películas de la saga Terminator, para elaborar un espectáculo a partir de clichés prefabricados, puesto también al servicio del lucimiento uno de los héroes de acción que descollaba en ese momento, el belga Jean-Claude Van Damme.

De este modo “Los Músculos de Bruselas” encarna a un soldado biónico, a medio camino entre los replicantes y el T-800, que recupera su buen alma de soldado honrado para salvar a una entrometida periodista de la amenaza primero de la sección del ejército que lleva a cabo el experimento de manera itinerante –a pesar de que contradictoriamente emplea sin reparo a los cibersoldados en misiones públicas- y más tarde de la persecución por la Némesis de Van Damme: su antiguo, sicótico y sanguinario sargento –interpretado por el gigante sueco Dolph Lundgren, popular por sus personajes de Ivan Drago en Rocky IV y He-Man en Masters del Universo-, quien también recupera su conciencia humana, esta vez como representación del mal.

           Un pobre ejercicio de ciencia ficción que, al contrario que las anteriores y aunque tampoco daba para apuntar mucho más alto, no duda en sacrifica cualquier coherencia o intención argumental que vaya más allá de la pura acción de huida, explosiones y artes marciales, a la vez que Van Damme hace una mala imitación de Arnold Schwarzenegger -número uno de la acción, que también viene a representar el salto de calidad entre este Soldado Universal y una producción como Terminator-, imitando a una máquina. Cabe mencionar que Lundgren lo hace aún peor.

Tampoco se le podía exigir mucho más.

Las posibilidades del argumento derivarán en otras tres continuaciones, una de ellas aún pendiente de estreno.

 

Nota IMDB: 5,7.

Nota FilmAffinity: 4,7.

Nota del blog: 3,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: