Archivo | 16:44

La jungla de asfalto

30 May

“Si empezase de nuevo pasaría más tiempo con mis hijos; ganaría el dinero antes de gastarlo; aprendería los placeres del vino en lugar de los de las bebidas fuertes; no fumaría cuando tuviera pulmonía, y no me casaría por quinta vez.”

John Huston

 

 

La jungla de asfalto

 

Año: 1950.

Director: John Huston.

Reparto: Sterling Hayden, Sam Jaffe, Jean Hagen, James Withmore, Louis Calhern, Marc Lawrence, Marilyn Monroe.

Tráiler

 

 

           Hombre de marcado vitalismo, nacido para la aventura –fue boxeador, torero y soldado villista entre otras muchas cosas-, John Huston supo transmitir toda esa pasión y fuerza a buena parte de su cine que, además, le sirvió para vivir unas cuantas experiencias y desarrollar aficiones como la caza y la pesca en todo tipo de parajes exóticos, como luego reflejaría otro grande como Clint Eastwood en Cazador blanco, corazón negro, inspirada en su figura.

Su primera obra, El halcón maltés, ya marcó un hito en un género como el noir, considerada como la primera película en la que se definen en su totalidad los elementos paradigmáticos del cine negro en toda su esencia, en el que aparecen constantes que se repetirán más tarde en muchas de sus obras como la búsqueda de tesoros imposibles que llevan más a la tragedia que a la consecución de los sueños. Después de rodar unos cuantos documentales al servicio de la propaganda bélica de los Estados Unidos, iniciaba entonces su serie de aventuras con El tesoro de Sierra Madre, su tercera colaboración con Humphrey Bogart, tras la que sigue otro noir con la teatral y asfixiante Cayo Largo, de nuevo con Bogey, y un tercero en esta La jungla de asfalto, considerada también como una de las cumbres del género.    

            La jungla de asfalto, la historia de un robo de joyas en la que el asalto es solo el primer paso del relato, presenta muchos rasgos de la filmografía de Huston, como el cuidado retrato de los múltiples y complejos personajes, con sus propias motivaciones, preocupaciones, ilusiones y obsesiones; perdedores, ambiciosos, débiles y fuertes, de enorme humanidad y en busca de una utopía que probablemente no sea alcanzable o ni siquiera exista. Todos ellos atrapados en una ciudad insalubre y opresiva, dominada por la inseguridad y donde todo el mundo está en la cuerda floja, al borde de la desesperación; un agujero del que desean escapar independientemente de sus motivos, clase, procedencia o categoría moral. Son personajes estos que circulan por un sólido guion, basado en la novela homónima de W.R. Burnett, que incluye un buen número de frases punzantes, lúcidas y contundentes, sin renunciar tampoco al espectáculo y el entretenimiento en la trama.

Estas virtudes en la construcción de caracteres se ven a su vez impulsadas por un reparto que raya a gran altura, con un adusto y orgulloso Sterling Hayden al frente -seis años antes de participar en otro enormísimo robo planificado al detalle en Atraco Perfecto-, y con grandes intérpretes que llenan de cuerpo y matices sus papeles, como James Withmore, Louis Calhern o un gran Sam Jaffe, además de que aparece ya una joven Marilyn en el rol de mujer florero luciendo sonrisa y carnes prietas

             Claro que el tema de robos y atracos ha sido múltiplemente espectacularizado y retorcido hasta el límite, pero el ambiente y la fuerza de La jungla de asfalto es difícilmente alcanzable.

 

Nota IMDB: 8.

Nota FilmAffinity: 8,3.

Nota del blog: 9.

A %d blogueros les gusta esto: