Archivo | 14:52

Dos colgaos muy fumaos

29 May

“La marihuana no es una droga, es una hoja.”

Arnold Schwarzenegger

 

 

Dos colgaos muy fumaos

 

Año: 2004.

Director: Danny Leiner.

Reparto: John Cho, Kal Penn, Paula Garcés, Neil Patrick Harris, Christopher Meloni, Ryan Reynolds.

Tráiler

 

 

            Las comedias de fumaos encuentran su nacimiento y modelo fundacional en la obra de dos peculiares personajes, el dúo Cheech y Chong (Cheech Marin, luego actor fetiche de Robert Rodriguez, y Tommy Chong), que, a lo largo de las siete películas que ruedan, con títulos como Como humo se va, Cómo flotas, tío o Seguimos fumando, establecen los puntos clave del funcionamiento de dichas comedias, ideadas por y para aficionados al porro: que el espectador identifique por su propia experiencia y se regocije los procesos de colocón de los protagonistas. Así pues, son películas que basan toda su gracia en decir y hacer cosas relacionadas con porros y poco más.

La nueva comedia americana que surge en los noventa, cuyo leitmotiv es la llamada al instinto primario, a lo descerebrado sin cualquier tipo de atadura o pretensión intelectual o de trascendencia, encuentra en el porro, junto a las tetas y los pedos, uno de los tres pilares sobre los que se construye la risión. De este modo, tienen lugar obras –aparte, obviamente, de ser elemento recurrente en otras muchas-, centradas en su totalidad este mundillo marihuanero como Buen rollito o la lamentable Medio flipado -cuyo mejor gag, por único, era el anuncio de la FAD previo a la película-, y que siguen esos principios de hablar de drogas y de fumadas para hacer unas risas.

Algo más simpática y, desde luego, con más clase, es la contradicción entre una señora normal y su faceta de cultivadora y distribuidora amateur de hierba en la inglesa El jardín de la alegría, con muchos puntos de coincidencia con la exitosa serie Weeds.

Ya producto de la factoría Apatow, renovadora precisamente de esa nueva comedia americana dotándola en numerosas ocasiones de un cierto y sutil trasfondo sobre el gamberrismo y la incorrección general, es Superfumados, una comedia alocada con trazos de Tarantino y Ritchie en torno a gente que fuma marihuana, al servicio de las cuestionables dotes cómicas de Seth Rogen y que un servidor ha de reconocer que ni ha visto, ni puede comentar.

           Esta Dos colgaos muy fumaos mezcla esos principios de la nueva comedia americana pre-Apatow con el sentido de buddy movieroad movie de Cheech y Chong, en este caso protagonizada por un joven de ascendencia asiática (John Cho, que tiene cierta entrañable simpatía), representación del pringao formalito, y su amigo del alma, de ascendencia hindú (Kal Penn, ahora director asociado de la oficina de Relaciones y Asuntos Gubernamentales de la Presidencia de EEUU), imagen del rebelde vacío y geta. Ambos iniciarán una odisea hasta la hamburguesería White Castle, fruto de su antojo marihuanero; una parodia de los viajes iniciáticos con metas vitales que ridiculiza de paso, siempre de manera superficial y con regodeo en el trazo grueso, con sus inexcusables chistes de follar, fumar y peerse, muchos de los tópicos de la sociedad americana -elitistas, macarras, policía, beatería, actores estrellados, judíos, sueño americano, etc.-, con un poco de mayor calado y más gracia en cuanto al racismo. Un recorrido pesadillesco en una noche de supuesta diversión que ha sido experimentada en muchas ocasiones en la comedia americana pero que nunca logrará alcanzar el nivel de sonrisa tensa y estrés humorístico del ¡Jo, qué noche! de Scorsese.

           Una comedia poco original, en general con pocos puntos de interés, que se basa prácticamente en buscar esa complicidad del aficionado a las drogas blandas, al que probablemente no se le requiera sereno frente a la pantalla y donde lo más gracioso si acaso viene de la mano de Neil Patrick Harris, el Barney Stinson de Cómo conocí a vuestra madreen el papel de un decadente y trasnochado Neil Patrick Harris.

Hay varias continuaciones en la misma onda, pero probablemente no aparecerán en este blog.

 

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 4,7.

Nota del blog: 3,5.

 

A %d blogueros les gusta esto: