La jauría humana

18 Abr

“Penn trajo la sensibilidad de los filmes más artísticos europeos a la cultura americana.”

Paul Schrader

 

 

La jauría humana

 

Año: 1966.

Director: Arthur Penn.

Reparto: Marlon Brando, Jane Fonda, Robert Redford, James Fox, E. G. Marshall, Angie Dickinson.

Tráiler

 

 

            Si El justiciero de la ciudad es la apoteosis del vigilante como solución de justicia para una sociedad decadente y anómica, La jauría humana defiende precisamente lo contrario, la necesidad de una justicia objetiva, firme e insobornable frente a la justicia popular.

            Encuadrado en esa generación de la televisión que sirve de transición entre el cine clásico y la renovación de Hollywood de los setenta, Arthur Penn reflexiona en La jauría humana sobre la violencia inherente a una sociedad decrépita y corrompida, arrasada por la conflictividad, los prejuicios sociales y raciales, el caciquismo, la ignorancia y la hipocresía, una acción situada en la Texas profunda, donde el sheriff Calden (Marlon Brando) deberá mantener la ley solo contra el mundo para evitar el linchamiento popular de un presidiario fugado (Robert Redford, por entonces un actor prácticamente desconocido); pero extrapolable a cualquier sociedad. Una muestra de lo que supuso el cine de esta generación de realizadores comprometidos con la sociedad de su tiempo, una sociedad al borde de la rebelión y que exigía una reforma radical de la misma de los pies a la cabeza.

           Bajo este argumento, Penn propone un durísimo y pesimista juicio contra una sociedad representada por unos arquetipos bien definidos –algo exagerados para ese propósito- que simbolizan los males de la misma, unos personajes y sociedad hundidos en esa amoralidad, en la enajenación y la mezquindad, faltos de ideales y decepcionados por una vida en la que el sueño americano se les ha revelado vacío e insatisfactorio y donde tan sólo el sheriff, el personaje más despreciado y tildado de corrupto por el pueblo, parece mantener la racionalidad, la integridad personal y la fidelidad por unos principios en un entorno malsano y opresivo.

            En el plano artístico, La jauría humana combina unos marcados dejes teatrales, sobre todo en el guion confeccionado por la escritora y dramaturga Lillian Hellman a partir de la novela de Horton Foote, junto con las innovaciones que Penn aporta –bajo las estrictas limitaciones del tiránico productor de la cinta, Sam Spiegel- de su formación televisiva y que anticipan el nacimiento de una nueva manera de rodar películas que tendrá su eclosión sobre todo a partir de la década posterior, con una apuesta por el realismo de forma y fondo que tiene su reflejo sobre todo en una violencia con mayor crudeza, agresividad y explosividad y menos concesiones, cosa que confirmará al año siguiente con Bonnie & Clyde.

Y Marlon Brando está enorme, sombrío, hastiado, decepcionado, resignado.  

            Muy buena película, todo un fracaso de taquilla en su época.

 

Nota IMDB: 7,1.

Nota FilmAffinity: 8.

Nota del blog: 9.

2 comentarios to “La jauría humana”

  1. E. J. Castroviejo 30 mayo, 2013 a 16:29 #

    ¿Fracaso de taquilla? Qué injusta es la vida.
    Brando increíble. Un peliculón.
    No recordaba que tildaran al sheriff de corrupto.

    Yo a la peli la pondría un 10.

    • elcriticoabulico 30 mayo, 2013 a 19:17 #

      El sheriff se las lleva de todos los lados. Eso sí que es un Solo ante el peligro admirable, con mayor cuerpo y pegada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: