Klute

7 Abr

“Sí, trabajar en Hollywood da una cierta experiencia en el campo de la prostitución.”

Jane Fonda

 

 

Klute

 

Año: 1971.

Director: Alan J. Pakula.

Reparto: Donald Sutherland, Bridget Fonda, Charles Cioffi, Roy Scheider.

Tráiler

 

 

           Tras unos inicios en el Séptimo Arte como productor (Matar a un ruiseñor), Alan J. Pakula decidió tomar los mandos y ponerse tras la cámara con Klute, la película que da comienzo a su denominada trilogía de la conspiranoia, que seguiría con El último testigo y se completaría al fin con la oscarizada Todos los hombres del presidente. Son todas ellas películas que muestran las preocupaciones del director -encuadrado en la generación del compromiso junto con otros como Sidney Lumet, Robert Mulligan, Sydney Pollack,…-, como la marginalidad y la violencia en este film o la corrupción política y sus turbios tejemanejes, investigados desde el periodismo en su concepción de “perro guardián” del ejercicio del poder, en los dos siguientes.

            Klute relata la investigación por parte de un detective privado -un contenido y eficaz Donald Sutherland- de la desaparición y posible muerte de un amigo suyo, suceso envuelto en extrañas circunstancias que implican directamente a Bree -Jane Fonda, muy implicada en un papel que refleja el cierto inconformismo social que caracterizaría su propia juventud y galardonada con el Oscar-, una atractiva prostituta incapaz de abandonar su vida disipada, el único entorno en el que logra sentirse relevante.

            La película supone a su vez el ejemplo del cambio que sobrevendría a las convenciones del thriller en esta época, donde la forma pasa a ser más importante que el fondo, es decir, frente a una trama sobre la que se aportan datos a cuentagotas, predomina la creación de la atmósfera de la intriga, mediante elementos como la soberbia, oscura y tenebrista fotografía de Gordon Willis -no por nada apodado “el príncipe de las tinieblas”-, la música empleada más como efecto de sonido que como melodía, prácticamente sin hilo conductor, o la salida a la calle en el rodaje, en concreto a escenarios marginales de la misma, con la adopción de su lenguaje incluida.

             Es, por tanto, un sólido ejercicio de intriga, con un buen sentido del ritmo, en el que sobran algunos elementos algo anquilosados como las forzadas sesiones psicológicas de la protagonista y que, obviamente, no busca aún la espectacularidad y el retorcimiento argumental de los thrillers que se desarrollarán en décadas posteriores pero que, desde luego, resulta una obra bastante interesante.

 

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 6,6.

Nota del blog: 8,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: