La soledad del corredor de fondo

22 Mar

“All in all it was all just bricks in the wall.”

Pink Floyd

 

 

La soledad del corredor de fondo

 

Año: 1962.

Director: Tony Richardson.

Reparto: Tom Courtenay, Michael Redgrave, Avis Bunnage, James Bolam, Topsy Jane.

 Tráiler

 

 

          Alrededor de las décadas de 1950 y 1960, el desmembramiento del Imperio Británico y la decadencia y descontento general de la sociedad británica, más la influencia de movimientos del continente como la Nouvelle Vague francesa, van a ser el factor desencadenante para la aparición de una nueva manera de hacer cine en el Reino Unido, el denominado Free Cinema de los Angry Young Men, la “generación del fregadero de la cocina” –nombre procedente de la aspiración realista de sus obras, que no ahorra en mostrar los espacios más miserables y nunca vistos de la sociedad británica-; una nueva hornada de cineastas que propone, desde el manifiesto de Lindsay Anderson de 1958, una nueva visión del cine, con películas pequeñas que se mueven al margen de las grandes productoras y que abogan por un mayor realismo y mayor compromiso, con preponderancia por el mundo obrero frente a la anterior preeminencia de la aristocracia, con denuncia social,… además de una ligera renovación formal y ciertas pretensiones de autoría en sus obras.

           De esta generación, Tony Richardson será el que mayor carga literaria vuelque en sus obras, así como el de mayor preocupación social. La soledad del corredor de fondo es su obra más reconocida. Basada en una novela corta de Alan Sillitoe, escritor también vinculado al movimiento de los Angry Young Men, la película describe la vida del joven Colin Smith (Tom Courtenay, que clava el personaje), internado en un reformatorio y que encuentra corriendo el desahogo contra sus frustraciones, contra una familia desestructurada, contra el rígido y opresivo establishment británico, contra la masa, marioneta obediente de una autoridad injustificada. Colin Smith va a decir que no.

           La soledad del corredor de fondo es, de esta manera, una de las películas prototípicas del Free Cinema, con ese compromiso social que refleja la vida alienada y sin futuro de una juventud desmotivada, utilizada por un sistema decrépito e inepto incapaz de comprenderla tanto desde la vieja autoridad –el gobernador del reformatorio- como de los nuevos métodos –un psicólogo incapaz de ver más allá de una teoría alejada de toda realidad práctica-. Las pretensiones de realismo de la obra quedan patentes tanto en la adopción del lenguaje propio de la juventud de la época como en una escenografía natural que se traslada tanto a las calles de Nottingham como a los espacios menos elegantes de los edificios –incluido el definitorio fregadero de la cocina-.

           Pese a que a día de hoy la situación del protagonista puede resultar tópica por algún momento, además de la clara influencia del Antoine Doinel de Los 400 golpes –aunque el protagonista no resulta tan repulsivo-, La soledad del corredor de fondo resulta una película meritoria, con un notable cuidado artístico –a excepción de detalles cuestionables y alguna pista de la banda sonora que parece no ajustarse bien- y con una buena carga de profundidad, con una reivindicación del valor del individuo, de la fidelidad a uno mismo frente a un sistema caduco, sin sentido, desautorizado; todo ello resumido en un final sublime, perfecto.

 

Nota IMDB: 7,7.

Nota FilmAffinity: 7,6.

Nota del blog: 7,5.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: