2024: Apocalipsis nuclear (Un muchacho y su perro)

18 Mar

“Si la Tercera Guerra Mundial se hace a golpe de bombas atómicas, los ejércitos de la Cuarta Guerra Mundial combatirán con piedras y palos.”

Albert Einstein

.

2024: Apocalipsis nuclear (Un muchacho y su perro)

.

Año: 1975.

Director: L.Q. Jones.

Reparto: Don Johnson, Tim McIntire, Susanne Benton, Jason Robards.

Tráiler

.

.

            Las vicisitudes y altibajos de la Guerra Fría, con sus correspondientes picos de tensión periódicos, llevaron a plantearse a numerosos directores la posibilidad de un mundo aniquilado por la guerra nuclear, desde en las conspiranoias de Frankeinheimer como Siete días de mayo hasta en producciones televisivas no exentas de calidad como El día después entre otra multitud de films, alguno de los cuales apostaba por tomarse la situación con humor, como la memorable ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú de Stanley Kubrick y como esta película, sin punto de comparación, no obstante.

            2024: Apocalipsis nuclear introduce al espectador en harina directamente y por escrito, situando la acción en dicho año, cuando tras cinco días de Cuarta Guerra Mundial -conflicto que, de paso, ha resuelto los problemas de marginalidad social- el mundo ha quedado reducido a un desierto hostil, muy al estilo de lo que posteriormente propondrá George Miller en Mad Max -cuya tercera parte también apostaba por la comedieta-;  una situación luego descrita a su vez, de manera poco elegante, por el propio perro del protagonista a modo de historiador. Sí, el perro es como Brian Griffin, culto y dicharachero, lo que le sienta como un tiro a cualquier tipo de dramatismo que pudiera -no es el caso- explotar la película.

De ahí se desarrolla un argumento con dos mitades claras -es decir, mal enlazadas-. La primera presenta ese mundo arrasado por las bombas en el que el chico y el perro buscan lo que queda de civilización en una suerte de road movie de colegas fraternales y donde el bien más precioso es el sexo –bueno, tampoco ha cambiado mucho la cosa-, sobre todo para el joven y hormonado protagonista (un lampiño Don Johnson, que empezaba a asomar ya la cabeza por Hollywood), lo que le llevará a conocer a una de las pocas mujeres que quedan en el mundo. Un encuentro que conduce a la segunda parte del film –algo más tediosa pese a que la primera mitad tampoco era gran cosa-, la cual se desarrolla en la sociedad subterránea de donde procede la chica, refugio de la contaminación y los males del exterior donde se desarrolla una siniestra distopía que hace crítica y mofa feroz del naïf American way of life y su doble moral.

            Como no podía ser de otra manera, 2024: Apocalipsis nuclear tiende más a la comedia -bordeando también la sátira de las películas teen del momento-, campo en el que se mueve con irregularidad y sin alcanzar altas cotas, poco ayudado por la dirección pedestre -la escasez de medios tampoco ayuda- de un L.Q. Jones más conocido por sus actuaciones en westerns, sobre todo ligado a la obra de “Bloody” Sam Peckinpah como parte de sus secuaces habituales.

La excepción al justito nivel general es un final alucinado y alucinante, de una desternillante incorrección, indiscutiblemente lo mejor de la película junto al fiel chucho y de lo poco que hace que la cinta llegue al aprobado raspadete. 

.

Nota IMDB: 6,6.

Nota FilmAffinity: 5.

Nota del blog: 5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: