The Queen (La reina)

11 Mar

“Los reyes no tienen los sentimientos y la ternura en el lugar en donde nosotros los tenemos.”

Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel

 

 

The Queen (La reina)

 

Año: 2006.

Director: Stephen Frears.

Reparto: Helen Mirren, Michael Sheen, James Cromwell, Alex Jennings, Sylvia Syms.

Tráiler

 

 

           En un nuevo capítulo de Practise your listening with the British Royal Family: The Queen (La reina).

           Los ingleses son expertos en películas que se acercan a una de sus figuras más representativas, aparte de los bombines o los hooligans: su monarquía. Son obras que, por lo general, aportan un buen número de premios y unos importantes réditos en la taquilla, desde clásicos como La vida privada de Enrique VIII hasta el triunfador de los premios Oscar 2011, El discurso del rey.

En este caso, el afamado Stephen Frears indaga en la actual reina de los británicos, Isabel II, escogiendo para ello un momento decisivo de su mandato: la polémica muerte de la controvertida Diana Spencer. Esto le sirve al director inglés para trazar un retrato de Isabel II como ser humano, de ingente riqueza, numerosas fincas, lujos y privilegios, pero humano al fin y al cabo. Además, se trata de una persona acosada, en crisis, atada a un cargo que nunca deseó y amordazada por una educación y tradiciones vetustas que la mantienen a la fuerza alejada de la realidad; viviendo en un mundo propio que amenaza con desmoronarse, sobre todo ante el avance de nuevos poderes políticos y sociales modernizadores, dispuestos a dejar fuera de lugar todo aquello en lo que se ha criado y en lo que cree.

           Como es habitual en este tipo de producciones, La reina es una película pulcra y elegante en su factura técnica, con una puesta en escena y guión sobrio, bien calculado, y un elenco compuesto por los tradicionalmente efectivos intérpretes británicos, con la siempre estupenda Helen Mirren a la cabeza y secundada por actores cumplidores como James Cromwell o Michael Sheen. Otro factor frecuente en este tipo de obras es que, por lo general, y esta no es una excepción, ofrecen una visión bastante complaciente y condescendiente con la celebridad protagonista, en este caso una Isabel II, vista como una mujer recta, digna y flemática pero sensible detrás de toda esa anticuada pompa y circunstancia en oposición a una nueva clase política arrivista, oportunista y un poco tontorrona, donde los personajes de radical oposición a la monarca no salen del todo bien parados. Si acaso, se atisba una ligera imagen crítica de otros miembros de la realeza, mostrados un como gente un tanto ridícula y fuera del mundo –lo que permite fugaces detalles de comedia propios de grandes ejemplos de humor británico como Los Roper-, con una Reina Madre que sólo tiene cabeza para pensar en su funeral, un Príncipe Felipe -consorte real, de profesión metepatas y dios de una tribu de Vanuatu-, reflejado como un bon vivant que no ve demasiado interés en otras cosas que no sean disparar a ciervos, o un Príncipe Carlos calzonazos, obsesionado por un posible magnicidio y con un curioso parecido a George W. Bush.

           En definitiva, un técnicamente impecable, suavecito y bienintencionado acercamiento a la humanidad de una de las figuras con mayor historia y tradición. God save the queen.

 

Nota IMDB: 7,5.

Nota FilmAffinity: 6,5.

Nota del blog: 7.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: