Vida y muerte del coronel Blimp

6 Mar

“Nunca se me ocurrió pensar que las películas pudieran estar hechas por hombres poco importantes. Tenía la impresión de que para los artistas del siglo XX la invención del cine había sido el mayor regalo nunca caído en mano de los credores de historias. Y lo pienso todavía.”

Michael Powell

 

 

Vida y muerte del coronel Blimp

 

 

Año: 1943.

Director: Michael Powell, Emeric Pressburger.

Reparto: Roger Livesey, Deborah Kerr, Anton Walbrook.

 

 

 

           El inglés Michael Powell y el alemán Emeric Pressburger, dúo conocido como “The archers”, son los directores desconocidos más prestigiosos del Séptimo Arte y uno de los más influyentes y reconocidos por cineastas posteriores de la talla de Francis Ford Coppola, Martin Scorsese y otros muchos. Suyas son películas ideadas y elaboradas por ellos mismos en su totalidad, en calidad de guionistas, directores y productores; obras tan cuidadas e innovadoras en lo formal como sensibles y trascendentes en el fondo.

            Vida y muerte del coronel Blimp es una película-río que recorre la vida de un viejo militar del Imperio británico (Roger Livesey), entonces inmerso en la Segunda Guerra Mundial, en la que se sumerge a través de una bella elipsis y por la cual transita a través de los tres elementos clave que han ido hilando los diferentes episodios de su existencia: las guerras en las que toma parte (tensiones anglo-alemanas en la Guerra de los bóers, Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial), su amistad con una especie de homólogo alemán, Theo Kretschmar-Schuldorff (Anton Walbrook) –curiosamente de nacionalidades y alguna otra característica idéntica a la de sus creadores-, y el anhelo de una mujer (Deborah Kerr) o, más bien, de una imagen de mujer que se irá apareciendo repetidamente a lo largo de su vida.

            La película hace gala de una dirección artística impecable, con una magnífica puesta en escena resaltada por medio de unos planos bellísimos -algunos pictóricos y tremendamente expresivos, otros dinámicos y audaces- y una espectacular fotografía que llena cada imagen de color; a lo que hay que añadir un guión bien estructurado, tan profundo como informal de apariencia, de sutileza exquisita, que reflexiona, a través de unos personajes dibujados con mimo y a los que retrata con ternura, sobre de temas de tanta enjundia como el paso del tiempo y sus cicatrices, la resistencia de los viejos principios e ideales de toda una vida, la virtud del amor y la amistad en oposición a la mezquindad de la guerra como parte del ser humano, o la pérdida amorosa y el peso de toda una existencia, que lleva a la nostalgia en la mirada al pasado.

Si acaso, el libreto puede ser acusado de un marcado pro-britanismo un poco ingenuo, fruto de su tiempo, con el país aún inmerso de lleno en la guerra contra el fascismo.

            Quizás es una película que puede ser algo larga pero que, sinceramente, merece la pena revisar.

 

Nota IMDB: 8,1.

Nota FilmAffinity: 7,6.

Nota del blog: 9.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: