The Mechanic

1 Mar

“Al público le encanta ver a los malos recibir su merecido.”

Charles Bronson

 

 

The mechanic

 

       Año: 2011.

       Director: Simon West.

       Reparto: Jason Statham, Ben Foster, Tony Goldwyn, Donald Sutherland.

       Tráiler

 

 

            Tras darse a conocer junto con el director Guy Ritchie en los ya clásicos de final de siglo que son Lock & Stock y Snatch: Cerdos y diamantes, confirmarse como uno de los principales héroes de acción de la primera década del milenio con taquillazos como las sagas de Transporter y Crank y alcanzar el panteón de los elegidos del cine de acción en la panegírica Los mercenarios, es normal que a Jason Statham se le haya subido el éxito a la cabeza y ni siquiera pestañee a la hora de enfundarse (metafóricamente) los bigotes de Charles Bronson, el padre de los vigilantes-justicieros, en una nueva versión de Fríamente… sin motivos personales; un enredado juego de traiciones y venganzas en la que el protagonista deberá tomar a su cargo y entrenar al hijo del jefe (Donald Sutherland, que aparece, cobra y se marcha) y, en cierta manera, su propia figura paterna, al que se ha visto obligado a asesinar.

            Este remake, actualización más que renovación, hace caso omiso de la tendencia actual del cine de acción dirigida a la reinvención de sus códigos, a caballo entre el homenaje nostálgico y la desmitificación, y decide tomarse totalmente en serio a sí misma siguiendo a pies juntillas todos los parámetros comunes de la vieja escuela, lo que acaba por ser un error fatal. La ausencia total de cualquier tipo de humor que rebaje las fantasmadas habituales del género así como incluso que ni siquiera haya lugar para frases lapidarias medianamente ingeniosas, elemento indisociable y esencial para este tipo de producciones, hace que The mechanic sea mucho menos gamberra y, por lo tanto, mucho menos divertida que otras de las anteriormente mencionadas y que, finalmente, ni siquiera el héroe de la acción, pese al innegable carisma de Statham, tenga demasiado gancho, además de que, para más inri, termina por asemejarse en relación con su pupilo (Ben Foster) a un émulo enfurruñado y quasi indestructible de Batman y Robin.

           Nada sorprendente, algo anticuada y hasta no demasiado entretenida. Desilusionante. 

 

Nota IMDB: 6,7.

Nota FilmAffinity: 5,7.

Nota del blog: 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: