El último testigo

10 Ene

“Los medios violentos sólo nos darían una libertad violenta.”

Mahatma Gandhi

El último testigo

Año: 1974.

Director: Alan J. Pakula.

Reparto: Warren Beatty, Hume Cronyn, Walter McGinnPaula Prentiss, William Daniels.

Tráiler

 .

 .

           Ya se ha hablado anteriormente en este blog de la evolución del thriller político desde su explosión con la llamada Generación del Compromiso (Lumet, Mulligan, Mann, Ritt,…), ejemplificada en Siete días de mayo, tanto en la década de 1960 como en la sucesiva en el marco de un periodo particularmente convulso en el ámbito político-social estadounidense. Dentro de esa preocupación por las libertades del sistema democrático, también destacaba la evolución en la forma del género, que adquiriría mayor relevancia en el tratamiento artístico de la misma con influencias del mundo de la realización televisiva, de la que provenía la mayoría de dichos autores.     

           Producida y dirigida por Alan J. Pakula, El último testigo es la segunda de las películas que componen su ciclo conspiranoico junto con Klute (1971) y Todos los hombres del presidente (1976). En esta obra, Pakula se basa en la premisa del asesinato de un político modélico –una tradición aún muy presente en EEUU– y el posterior desencadenamiento de un complot para limpiar a los posibles testigos del mismo para construir un estimulante ejercicio de intriga de la mano de la investigación de un problemático periodista en horas bajas –Warren Beatty, en su etapa de esplendor interpretativa y como semental oficial de Hollywood- que se introducirá a fondo en la conspiración de marras.

Al contrario de lo que sucederá en Todos los hombres del presidente, con datos abrumadoramente abundantes y minuciosos, la información que se otorga al espectador será escasa y sutil, lo que abre la participación al espectador y que, no obstante, no hace decaer el interés, también ayudado por la vigorosa dirección de Pakula que, a excepción de algún detalle excesivo y puntuales fallos de raccord, brinda algunas imágenes muy sugerentes y llenas de fuerza y un bagaje artístico bien cuidado en el que destaca la fotografía oscurantista de Gordon Willis, ‘el Príncipe de la Oscuridad’, responsable de la fotografía de la trilogía de El padrino y con quien ya había coincidido en Klute.

          Otro buen ejemplo de thriller, quizás ligeramente menos profundo que otros de su tiempo pero potente y con un envejecimiento bastante bien llevado.

Nota IMDB: 7,3.

Nota FilmAffinity: 6,6.

Nota del blog: 8.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: