El desafío de las águilas

4 Ene

“¡Nazis! ¡Odio a los nazis!”

Indiana Jones (Indiana Jones y la última cruzada)

 

 

El desafío de las águilas

 

Año: 1968.

Director: Brian G. Hutton.

Reparto: Richard Burton, Clint Eastwood, Mary Ure, Patrick Wymark.

Tráiler

 

 

           A finales de la década de 1960 las películas bélicas se hallaban en plena ebullición favorecidas por las mejoras técnicas que permitían un mayor realismo en la pirotecnia y la crudeza del combate, además de respirarse un ambiente de gran tensión guerrera en Estados Unidos –y también de antimilitarismo creciente- con la Guerra del Vietnam, que se aventuraba al desastre cada vez más y, con ella, la Guerra Fría en pleno apogeo; y en Reino Unido con la decepción y la melancolía derivada de la pérdida del Imperio Británico y la gloria y primacía inglesa en el mundo. Se necesitaban héroes y hazañas. Y la Segunda Guerra Mundial daba para muchas historias heroicas contra un enemigo que era sin dudas la representación del mal.

          El desafío de las águilas –producción británica con colaboración estadounidense- presenta una historia que se basa en el rescate de un general americano atrapado en un inexpugnable castillo nazi en los Alpes por parte de una unidad de comandos ingleses más un americano –el tipo duro más grande de todos los tiempos, Clint Eastwood-, una misión de incursiones militares suicidas similares a la reciente entonces Doce del patíbulo o la posterior colaboración entre el director Brian G. Hutton y Eastwood: Los violentos de Kelly.

Tras la brevísima introducción del argumento por medio de un flashback, el film da paso a una sucesión de situaciones bélicas y casi de espionaje en plan 007 en el que se combinan con gran habilidad lo puramente militar y una trama secundaria de intriga sobre traiciones internas, desarrolladas con un sentido del ritmo fluido e impecable que hace que las dos horas y media de la película no pesen sobre el espectador. Los detalles de esa ya mencionada evolución a la modernidad del género bélico pueden apreciarse también en la espectacularidad de las explosiones –que quizá se le vaya de las manos de vez en cuando y que de hecho, el propio director y el productor de la cinta sufrirían quemaduras en el rodaje alguna escena- y en el acertado uso banda sonora, a cargo de Ron Goodwin.

Por otra parte, destacable duelo de machotes entre el inglés Richard Burton y el bueno de Clint, que comenzaba a construir su estrellato en Hollywood.

Entretenimiento asegurado.

 

Nota IMDB: 7,7.

Nota FilmAffinity: 7,1.

Nota del blog: 8.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: