El americano

28 Dic

“Lo único que se necesita para hacer una película es una chica y una pistola.”

Jean-Luc Godard

 

 

El americano

 

Año: 2010.

Director: Anton Corbijn.

Reparto: George Clooney, Violante Placido, Paolo Bonacelli, Thekla Reuten.

Tráiler

 

 

           El americano es un thriller crepuscular y melancólico, con un regusto parecido al de El silencio de un hombre, Atrapado por su pasado, Ronin, Escondidos en Brujas o a alguna de las maravillas de Kitano. Es la historia de Jack (George Clooney), un asesino a sueldo exiliado en el mezzogiorno italiano tras fracasar en su última misión, en el que perdió tanto su prestigio como lo que parecía su amor.  Es un ser cuyo trabajo es la muerte y, por tanto, la muerte es lo que le rodea, aunque él lo que desea es volver a la vida por medio de los sentimientos, lo que realmente nos hace humanos; un paraíso lejano. En su nuevo destino, deberá cumplir con su último encargo antes de retirarse definitivamente del negocio, aunque sus mayores esfuerzos se concentrarán en esa recuperación de su alma, para lo que tendrá que vencer a la amenaza latente que rodea su vida y a la paranoia que lo atenaza.

No es esta una película de acción pese al pretexto argumental que hila la trama, sino, como se ve, se trata más de un drama amoroso-espiritual sobre la necesidad del hombre de amar como principal valor en su vida. “El infierno, un mundo sin amor”, dice el cura amigo del protagonista.

            Anton Corbijn, más habituado a dirigir videos musicales que películas, marca el tono melancólico del film por medio un tempo pausado, abundantes y expresivos silencios y una banda sonora tenue a excepción de un par de temas musicales que parecen un tanto forzados. Una sobriedad y belleza formal que esquiva buena parte de la violencia por medio de elipsis. Un Clooney contenido pero intenso y magnético suma una virtud más a la obra. Sin embargo, considero un error de reparto situar a una chica tan buena actriz como dulce como es Thekla Reuten en un papel de mercenaria en el que no termina de encajar.

            Pese a las ya mencionadas virtudes, El americano es una cinta a la que le falta garra, una fuerza final que la proyecte como gran película, diluida también por un desenlace que suena a ya visto. Una bella obra que no acaba de funcionar como debiera.

 

Nota IMDB: 6,6.

Nota FilmAffinity: 5,2.

Nota del blog: 7.

6 comentarios to “El americano”

  1. ALTAICAaltaica 5 agosto, 2013 a 01:04 #

    Acabo de terminar de verla en TVE 1, y me he puesto a leer algunas opiniones sobre esta cinta, la cual recibe algunos elogios y también muy bajas calificaciones.

    He leído algún comentario crítico, muy crítico, sobre la utilización de ciertas piezas musicales en la película y su ridiculez por presentar una simple y trasnochada visión de esa Italia vestida de iglesias, vírgenes, santos, procesiones, y ¡cómo no! ópera (la escucha el sacerdote del pueblo) o las canciones que tú citas o la película de Leone emitiéndose en la televisión de ese bar en el que el actor toma algo.

    Creo sinceramente que el uso de esas canciones es evidente en el caso de la pieza de Carosone y que más que simpleza veo cierto giño obvio e incluso irónico en el caso de Hasta que llegó su hora, pues es la historia de un hombre atrapado por un pasado que no le deja escapar y finalmente ajusta cuentas. Le ha llegado su hora. Asistimos pues a un aviso para navegantes. ¿Puede ser entendido de manera contraria? Todo es posible. Pero no creo que estén ahí las lagunas de esta más que correcta película.

    Su ejecución formal es notable y se ve con interés, tensión y brilla en donde debe de hacerlo, esto es, en el destrozo personal del protagonista y esa crónica anunciada de un ser atrapado y cuyo destino está escrito en los genes de su periplo vital. No habrá milagro.

    Sus lagunas vienen para mi de algunos personajes más definidos, de esa femme fatale que tú citas y que se dibuja excesivamente estereotipada y poco creíble. La falta de verosimilitud en algunos sucesos, muertos que quedan en el camino sin responsabilidad alguna, inexplicables contradicciones o la ausencia de motivos en la estructura y vinculación entre el protagonista y sus promotores. Eso la lastra de crédito pero no la inhabilita, pues la película en todo momento está ausente de altibajos (no creo que tenga un problema de metraje como también se ha dicho) y se defiende más que bien en ese lugar esencial que es el protagonista y su mundo interior obsesivo.

    Una correcta película, bien narrada y con una casi exquisita ejecución formal (nada puede criticarse en cuanto a un uso no cinematográfico y sí publicitario, que el director ha sabido evitar solventemente), que algunos lugares comunes, ausencia de respuestas por evidentes lagunas de guión y la imprecisa o manida definición de personajes o un final francamente mejorable, impiden el notable. Coincido plenamente con tu crónica y de lo que de ella se argumenta sobre la película. Es pero puedo ser más. Un abrazo.

    • elcriticoabulico 5 agosto, 2013 a 13:04 #

      No me fío demasiado de mis primeras opiniones, a lo largo de escribir el blog he ido evolucionando en gustos y conocimientos (creo). Recuerdo que después de escribir sobre El americano también leí opiniones bastante negativas sobre ellas, proveniente de gente que en principio la tengo por versada.
      Por mi parte, no obstante, guardo un buen recuerdo de ella, una película que trata de acercarse a lo europeo (desde una mirada un tanto americana, claro), con una descripción muy adecuada de la tragedia de ese samurái melvilliano, todo vacío sentimental, y del fatalismo inherente a su atractivo arquetipo. Su aureola de pesimismo, enmarcada en una Italia de pura postal, me resultó hermoso y convincente.
      Algún secundario, tipo la femme fatale que señalas, aparece también dibujada con el molde del arquetipo, aunque su ausencia final de matices y de profundidad que hacen que se convierta en tópico y plano.
      Suscribo tus conclusiones, en definitiva. A falta de maestría que concrete todo su potencial, correcta es la palabra que mejor la definiría. No está mal para echar una noche de domingo con ella, creo yo.

  2. ALTAICA 5 agosto, 2013 a 13:21 #

    Me ha gustado mucho aquello con lo que inicias el comentario, pues si yo te contara el cambio evolutivo de mis opiniones y gustos me llamarías “chaquetero”. Afortunadamente cambiamos, ya sea para mejor o peor, pero cambiamos y eso significa que estamos vivos y en evolución personal. Un abrazo.

    • elcriticoabulico 5 agosto, 2013 a 15:58 #

      Hace poco publicaban un artículo al respecto, sobre que la gente estaba (erróneamente) convencida de que dentro de diez años sus gustos iban a ser exactamente iguales a los del presente. Es obvio que la sensibilidad cambia, que el contexto muta y que con el paso del tiempo uno no es el mismo (o no debería serlo, en muchos aspectos).
      En el cine, hay películas que la primera vez me encantaron y luego me parecieron ridículas. Aquí siempre cito Scarface, aunque puede que tan solo se deba a que una película tan excesiva es difícil que aguante un segundo visionado. En cualquier caso, algún día decantaré la balanza con una tercera oportunidad.
      Un abrazo.

  3. ALTAICAaltaica 6 agosto, 2013 a 01:18 #

    Revisar a Scorsese y os llevaréis una sorpresa. Pero mira que soy cabezón. Voy a leer la crítica de La guerra mundial Z.

    • elcriticoabulico 6 agosto, 2013 a 02:58 #

      Nada, nada. Scorsese me suele aguantar firme como una roca. Será por veces que haya visto Taxi Driver

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: