El niño que gritó puta

23 Dic

“Jamás ha habido un niño tan adorable que la madre no quiera ponerlo a dormir.”

Ralph Waldo Emerson

 

El niño que gritó puta

 

Año: 1991.

Director: Juan José Campanella.

Reparto: Harley Cross, Karen Young, Dennis Boutsikaris, Moira Kelly, Adrien Brody.

Tráiler 

 

 

           Resulta que el argentino Juan José Campanella, autor de películas tan maravillosas como El mismo amor, la misma lluvia, El hijo de la novia, Luna de Avellaneda o El secreto de sus ojos Oscar a la mejor película de habla no inglesa- hizo su debut cinematográfico, a excepción de un pequeño corto y una docudrama semidesconocido, en Estados Unidos; es decir, el camino contrario que suelen recorrer los directores no estadounidenses.

Así pues, El niño que gritó puta se puede considerar la opera prima de Campanella, una película indie bastante provocativa y arriesgada que se centra en las desventuras de un niño de once años que sufre trastornos mentales y hace la vida imposible tanto a su madre como a la gente que se va cruzando en su camino, gente que, la mayoría de las veces, no está mucho mejor que él, especialmente los adultos presuntamente sanos que ofrecen modelos tan ejemplarizantes como una madre bastante desubicada y un poco ligera de cascos o un sustituto de la figura paterna en un paranoico veterano del Vietnam de tendencias pedófilas y homicidas. Como ven, un niño que es más víctima que culpable de una sociedad enferma en la que no tiene lugar.

            El desarrollo de la cinta viene de la mano de un guión endeble que cae en abundantes lugares comunes sobre el mundo del psiquiátrico y en el que los problemas de este niño desquiciado irán a peor –como la película en general-. Una obra que también sufre el lastre de una dirección artística muy pobre, con regusto a telefilm, tics fruto de su época y errores de dirección inexcusables como que el micrófono de ambiente sobrevuele por encima de unas cuantas escenas. Aún así, se puede rescatar ya algún pequeño detalle interesante de la personalidad que mostrará Campanella en el futuro, esta vez ya con gran maestría.

Además, ya en un ámbito estrictamente español, el mediocre nivel general de las interpretaciones –incluido el niño protagonista, Harley Cross, premio al mejor actor en la SEMINCI de 1991– se refuerza con un doblaje realmente nefasto, más de lo habitual en películas con niño, incluso con un solo actor de voz para varios personajes.

           En definitiva, una película que hace creer en la capacidad de superación de uno mismo; no tanto por la trama en sí, sino por la observación de cómo evolucionará Campanella como director desde este inicio tan poco prometedor.

 

Nota IMDB: 6,3.

Nota FilmAffinity: 7,5.

Nota del blog: 2,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: