TRON

6 Dic

“El software es como el sexo. Es mejor cuando es libre.”

Linus Torvalds

.

.

TRON

.

Año: 1982.

Director: Steven Lisberger.

Reparto: Jeff Bridges, Bruce Boxleitner, David Warner, Cindy Morgan.

Tráiler

 .

           La tendencia cíclica del ser humano ha resultado en que en estos tiempos se mire e imite aquello que se hacía hace treinta años. Hoy nos gustan los 80’, una época de efervescencia creativa y rupturismo pero, en mi opinión, de dudoso gusto artístico por lo general. La innovación desinhibida es lo que tiene. De ahí que un punto de coincidencia entre hoy y los 80´ sea la reivindicación de lo diferente, lo presuntamente hortera y bizarro e, incluso, lo grotesco. El orgullo friki. Una defensa de “los raros” ejemplificada por la coronación de Lady Gaga como nueva reina del pop y la trasgresión o por la reversión del galán cinematográfico, tipificada en el triunfo del nerd como figura romántica en las producciones de la factoría Apatow. También por la revisión de éxitos de la época y demás remakes nostálgicos más o menos necesarios: El Equipo A, Los Mercenarios, Wall Street, Karate Kid,… y TRON, película que recoge la parte de innovación friki, temática rupturista e innovadora –casi premonitoria-, gusto artístico cuestionable y una tendencia que conforma casi un subgénero en el cine de los 80’: la alerta contra la revolución tecnológico-informática –entonces ya casi en plena ebullición- y sus posibles efectos deshumanizadores y otros muchos peligros, de la que surgirán clásicos como Blade Runner, Terminator, Runaway: Brigada especial,…  

           TRON representa el sueño de todo informático nerd: la programación informática personificada literalmente y traducida a lenguaje épico y romántico. El argumento relata la lucha mesiánica entre TRON (Bruce Boxleitner), un sistema de seguridad que defiende la parte “humana” y libre de la informática, contra el malvado y tiránico Control Central de Programas, imagen de lo alienante y amenazador de la informática, un sistema que con aspiraciones de controlar el mundo frente a los inútiles seres humanos. Contra él, TRON contará con la ayuda de Kevin Flynn (el siempre efectivo Jeff Bridges), un joven hacker en busca de justicia contra el ex jefe que le despidió tras robarle sus creaciones de videojuegos y que ha quedado atrapado dentro de ese sistema informático.

De este modo, TRON supone la primera unión de cine y videojuegos, una trama absolutamente novedosa, al igual que su aspecto visual, tan recordado y referenciado, en el que la gran mayoría consiste en animación hecha a ordenador y que, incluso, alguna universidad californiana tuvo que ayudar a renderizar. Ese regusto kitsch también se extiende a la banda sonora del film, a mi juicio introducida bastante torpemente e irritante por momentos.

           En definitiva, TRON es un buen ejemplo de una concepción innovadora –lo que siempre tiene mucho mérito- pero mal realizada (quién sabe si fruto de su tiempo), ya que como película en sí es enormemente limitada, con unos parámetros cinematográficos muy insuficientes como una épica de chiste, un dramatismo bobalicón, diálogos chapuceros, ausencia de emoción,… Una idea curiosa que fructifica en una película mala.

           Lo de cualquier tiempo pasado siempre fue mejor no es más que una ilusión mental, dicen los expertos. Creo que me ahorraré la secuela.

 .

Nota IMDB: 6,7.

Nota FilmAffinity: 6,7.

Nota del blog: 3,5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: